¿Constituyen salario las prestaciones sociales?

-

-

Antes de responder la pregunta que origina este artículo, es necesario delimitar qué entendemos por prestaciones sociales. Luego, veremos si pueden considerarse salario, o no.

¿Qué son las prestaciones sociales?

Son pagos, no necesariamente en dinero, que el empleador debe al trabajador para salvaguardar riesgos o resarcir gastos ocasionados por la ejecución de la labor contratada.

No sobra mencionar que son de forzoso cumplimiento y que su reconocimiento se da en virtud del contrato de trabajo. Por tanto, en pactos civiles, como la prestación de servicios, la concesión de estos beneficios no es obligatoria.

Después de la noción expuesta, es oportuno desglosar cada una de las prestaciones sociales.

Prima de servicios

Para empezar, tenemos la prima de servicios. En síntesis, equivale a un pago correspondiente a 30 días de salario por cada año trabajado. La prima será cancelada en dos mitades. La primera de ellas deberá ser entregada antes del 30 de junio. Y, la segunda, antes del 20 de diciembre.

A pesar de que el objetivo primigenio de la prima era la repartición de utilidades, hoy por hoy esta finalidad se desdibujó. Pues, incluso los empleadores que no generan rendimientos están en la obligación de concederla. Tal es el caso de las empleadas domésticas. Quienes tienen derecho a recibirlas y no trabajan en lugares donde se obtengan ganancias.

Cesantías

Las cesantías son el pago de un mes de salario por cada año trabajado. Con ellas, se busca que el trabajador sufragué sus gastos cuando quede cesante. En otras palabras, la ley pretende que, si el empleado pierde su puesto, tenga un ahorro para solventar esta situación.

Después de la Ley 50 de 1990, el empleador debe acudir a una institución autorizada para administrar estos recursos y entregarlos a ella directamente. Además, tiene que consignar este dinero antes del 15 de febrero del año siguiente a que se cause el derecho.

Si el salario del trabajador no ha variado en los últimos 3 meses, el cálculo de las cesantías se efectúa teniendo como referencia este rubro. De no ser así, se promedia el sueldo del último año.

Intereses a las cesantías

De la mano de la idea previa, encontramos sus respectivos intereses. La lógica de esta prestación reside en que el dinero correspondiente a las cesantías está en poder del empleador, mientras no se consigna al fondo correspondiente. Razón por la cual, los rendimientos derivados de estas sumas son para el empresario. Luego, estos provechos deben ser devueltos al trabajador. Lo que se traduce en entregar al empleado el 12% anual del monto de las cesantías.

Aquí es oportuno tener en cuenta que este pago es hecho directamente al trabajador. Por consiguiente, los intereses no se consignan a ningún fondo. Para cerrar, se cancelan antes del 31 de enero del año siguiente al que se causan.

Dotación

La dotación es la obligación de entregar vestido y calzado al trabajador. Esta responsabilidad no puede ser compensada en dinero.

¿Te interesa el tema de la dotación? En este artículo encontrarás toda la información. Dale click al siguiente link y descúbrela: LA DOTACIÓN

¿Son salario las prestaciones sociales?

De entrada, respondemos el interrogante planteado con un rotundo no. Por lo que se afirma con certeza que las prestaciones sociales no pueden entenderse como pagos salariales.

Ahora bien, para saber porqué se consideran distintas del sueldo, recordemos el propósito de unas y otro. Con esta diferenciación, concluiremos que al perseguir fines dispares, no pueden comprenderse dentro del mismo concepto.

Como ya se expuso, ellas buscan cubrir riesgos o satisfacer necesidades generadas como consecuencia del contrato de trabajo. Por ejemplo, las cesantías pretenden proteger al trabajador del riesgo derivado del desempleo. O, de otro lado, la prima de servicios se pensó como una forma de repartir utilidades.

Por el contrario, el objetivo perseguido por el salario es distinto. Pues, el sueldo es la contraprestación directa por los servicios contratados. En cambio, las prestaciones no retribuyen el servicio de manera directa.

Y, ¿las indemnizaciones?

La indemnización representa el lucro cesante y el daño emergente causado al trabajador por haber finalizado el contrato de trabajo. Por lo que, nuevamente, el objetivo de las prestaciones es otro al de las indemnizaciones. Ya que estas últimas tienen por objeto resarcir perjuicios causados por el empleador. Caso distinto al de las prestaciones.

Por tanto, las prestaciones tampoco pueden considerarse como indemnizaciones.

¿Pagos extralegales?

Los pagos extralegales también son diferentes de las prestaciones. ¿Por qué? En este caso, la diferencia esta en la obligatoriedad.

Mientras que es forzoso cancelar las prestaciones sociales, los pagos extralegales son potestativos del empleador. Es decir, el empresario puede optar por entregarlos o no.

Conclusión

Es importante diferenciar las prestaciones sociales del salario. Aunque parezca irrelevante, esta discriminación es muy útil a a la hora de calcular unas y otro.

Compartir

Lo más reciente

Categorías populares

Artículo anteriorLA DOTACIÓN
Artículo siguiente¿Cómo se liquidan las incapacidades?

10 Comentarios

  1. Right here is the perfect webpage for everyone who would like to understand this topic. You understand a whole lot its almost tough to argue with you (not that I really will need toÖHaHa). You certainly put a fresh spin on a subject that has been discussed for a long time. Wonderful stuff, just excellent!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here