¿Cómo se calcula la mesada en COLPENSIONES?

-

-

Antes de entrar en materia, es necesario hacer algunas salvedades. Para empezar, el artículo está dirigido, exclusivamente, para quienes hagan sus aportes a COLPNESIONES. No para aquellos que estén afiliados a un fondo privado.

Además, sólo nos referiremos a las pensiones calculadas con base en la Ley 100 de 1993.  Por tanto, las explicaciones presentadas no aplican para quienes se pensionen en virtud de otros regímenes (el acuerdo 049 de 1990 o Ley 33 de 1985).

Asimismo, como presupuestos básicos, necesitamos explicar dos conceptos cardinales. Por un lado, IBL. Y, de otro, el porcentaje a tener en cuenta.

INGRESO BASE DE LIQUIDACIÓN (IBL)

 A groso modo, equivale al sueldo sobre el cual se va a calcular la pensión.

Los trabajadores cotizan a lo largo de la vida con salarios distintos. Luego, resulta imprescindible conocer con fundamento en cuál de ellos se va a tasar la mesada. En nuestro caso, Ley 100 y COLPENSIONES, el IBL es el promedio de lo devengado durante los últimos diez años.

Aquí cabe aclarar que ese lapso se circunscribe a los tiempos en los que efectivamente se aporte. No a los diez años anteriores al cumplimiento de los requisitos.

Para generar claridad, pensemos en una mujer que se pensionó a los cincuenta y siete (57) años y que  cotizó hasta los cincuenta y cinco (55). Supongamos que así sucedió porque se quedó sin empleo a partir de esa edad y ya tenía las semanas exigidas. En este evento, el promedio se va sacar de los salarios percibidos entre los cuarenta y cinco (45) y los cincuenta y cinco (55) años. Por tanto, no se contabilizara lo ocurrido entre los cincuenta y cinco (55) y los cincuenta y siete 57. Ya que, se insiste, durante ese período no cotizó.

El cálculo matemático es tarea de un actuario. Puesto que, requiere fórmulas para traer a valor actual sumas de tiempos pasados, entre otros inconvenientes. Por eso, el IBL es otorgado por la administradora de pensiones. Por supuesto, previo ejercicio profesional de quién tiene la responsabilidad de hallar ese número.

Porcentaje

La pensión no corresponde al 100% del IBL. Es decir, la mesada es inferior al sueldo que se percibía. Como máximo el porcentaje de remplazo es del 80%. Para encontrar esta proporción se tiene en cuenta el monto del salario y las semanas de cotización.

Ahora bien, hallar ese valor es el tema central del presente texto. Para desarrollar el contenido de forma didáctica, presentaremos un ejemplo práctico. Cabe aclarar que toda esta explicación tiene como referencia el artículo 34 de la Ley 100 de 1993.

Comentarios previos

Nuestro ejemplo girará en torno a una persona con un IBL de nueve millones ochenta y cinco mil doscientos sesenta pesos ($ 9’085.260). De igual manera que tiene dos mil (2.000) semanas cotizadas y ya cuenta con la edad exigida.

Aclaración sobre las semanas de más

Para acceder a la pensión, debemos haber cotizado por lo menos mil trescientas (1300) semanas. Pero, ¿qué pasa si aportamos por encima de ese número? Tal y como sucede en nuestro caso. En el que tenemos dos mil (2.000) semanas. Es decir, setecientas (700) de más.

Pues bien, este exceso sumará al porcentaje. Pero, antes de referirnos a ese punto, debemos encontrar el porcentaje inicial. A este, se le adicionará lo equivalente a las semanas cotizadas de sobra.

Porcentaje inicial (R1)

Recordemos que en nuestro caso, el IBL equivale a nueve millones ochenta y cinco mil doscientos sesenta pesos ($ 9’085.260). Con ese dato fresco, el procentaje inicial (R1) se halla con la siguiente fórmula:

R1: 65.50 – 0.5 s (la letra “s” se refiere a salarios).

Para encontrar el valor correspondiente a “s”, se divide el IBL entre el salario mínimo legal vigente (2021). La lógica es cuántos salarios mínimos “caben” dentro del IBL. En consecuencia, entre más se gane, más bajo será el porcentaje inicial (R1):

S: IBL/SALARIO MÍNIMO

S: 9’085.260/ 908.526

S: 10

Después de hallar “s”, es posible calcular el porcentaje de esta forma:

R1: 65.50 – 0.5 (10)

R1: 65.50 – 5

R1: 60.50

Porcentaje final (R2)

Ya tenemos el porcentaje inicial. Ahora, debemos adicionar las semanas cotizadas de más. Sin embargo, como máximo, se tienen en cuenta mil ochocientas (1.800) semanas. Lo que en la práctica significa que a las mil trescientas sólo se le pueden sumar quinientas (500) semanas de exceso. Más adelante explicaremos las razones por las cuales se estableció ese límite.

La lógica matemática es que por cada 50 semanas cotizadas de más, se aumenta el porcentaje inicial (R1) en un 1.5%. En nuestro ejemplo, de dos mil (2.000) semanas, como máximo podremos tener en cuenta quinientas de más. Por el límite aludido anteriormente.

Entonces, si aplicamos la regla, debemos dividir quinientos (500), equivalentes a las semanas de más, entre cincuenta (50). Esto, para encontrar cuantas veces tenemos que sumar ese 1.5%:

500/50 = 10

Por consiente, ese 1.5% tiene que ser sumado diez (10) veces:

1.5% (10) = 15%

Es decir que al 60.50%, arrojado primeramente, le debemos sumar 15% para encontrar el porcentaje real:

60.50 + 15 = 75.50

Mesada pensional

Ya con este porcentaje, podemos hallar la mesada pensional. Simplemente, aplicamos el porcentaje al IBL.

Mesada Pensional: 75.50% de $ 9’085.260

Mesada Pensional: $ 6’813.945 – Seis millones ochocientos trece mil novecientos cuarenta y cinco pesos.

En síntesis, una persona que tenga un IBL de nueve millones ochenta y cinco mil doscientos sesenta pesos ($ 9’085.260) y dos mil (2.000) semanas cotizadas, tendrá una pensión correspondiente a:

$ 6’813.945 – Seis millones ochocientos trece mil novecientos cuarenta y    cinco pesos.

¿Por qué el límite de las mil ochocientas (1.800) semanas?

A pesar de que no existe una norma que así lo establezca, COLPENSIONES impone este límite por un símil con quienes tienen un IBL de un salario mínimo.

Recordemos que, como máximo, el porcentaje de remplazo es del 80%. Ahora bien, quien tiene un IBL de un salario mínimo, tendrá un porcentaje inicial (R1) de 65%. Esto, después de aplicar la fórmula mencionada con anterioridad.

Luego, para no superar el tope del 80%, no se pueden tener en cuenta más de quinientas (500) semanas de exceso. Como vimos en nuestro ejemplo, por quinientas (500) semanas de más, se deben sumar quince (15) puntos porcentuales. En el caso de un IBL de un salario mínimo, sesenta y cinco (65) más 15% da un total de 80%.

Por tanto, si se consideraran más de mil ochocientas (1.800), se superaría el techo del 80%. Esto para un IBL de un salario mínimo. Y ese racionamiento se reproduce en el cálculo de todas las pensiones. Por lo cual, en ningún caso se tienen en cuenta más de mil ochocientas (1.800) semanas.

Compartir

Lo más reciente

Categorías populares

2 Comentarios

  1. Right here is the perfect webpage for everyone who would like to understand this topic. You understand a whole lot its almost tough to argue with you (not that I really will need toÖHaHa). You certainly put a fresh spin on a subject that has been discussed for a long time. Wonderful stuff, just excellent!

Responder a houston junk car buyer Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here